27 jun. 2011

Página en blanco

Sea de un modo tristemente cierto
sólo nos motiva, nos faculta
el desastre
para conseguir cosas a menudo imposibles.

Luchando contra una idea que
no fluye, cuando prácticamente
las sensaciones se me escapan (por abundancia)
y puedo apreciar calidez
en un tramo de éste túnel frio.

Es mala cosa ésta
puta página en blanco
que quema la moral y la hunde en el barro.

Rásgala pues, palabra por palabra.

28 may. 2011

La noche cae sobre nosotros.


La noche cae sobre nosotros
nuestros labios se hablan
nuestro ojos se nos cruzan
y enmudecen las palabras
mis manos van con las tuyas
y recorro tus espaldas
con la punta de mi lengua
tus nudos se desatan
en mi cuello clavas tus
dientes, y veneno sangra
fluye por mi torso y
nuestras mentes emborracha
dejas tus pechos dormir
en el mío, recostada
y te manchas con la sangre
que de mi cuello emana
caricias nos damos hasta
que yacemos al alba
la noche la pasamos
entregando nuestras almas
amaneces dormida y
dulce, entre mis sábanas
no podrías estar más bella
en esta luz temprana

27 abr. 2011

Muy pronto en las calles.



El primer número de esta pequeña revista ya está editado y listo para que pase por vuestras manos. Si queréis uno aquellos que seguís el blog y tenéis interés pedidlo por el e-mail de contacto. Sino podéis buscarlo por las esquinas de Logroño. La edición en PDF tardará un par de meses más, porque entre que no me apaño muy bien con el programa y hasta principios de Julio no creo que pueda ponerme a ello, se atrasará bastante. Mientras podéis seguid mandándome vuestras colaboraciones o disfrutando de los que deciden colaborar.
Un saludo !

19 abr. 2011

Vuelve el volverse..

Vuelve el volverse sobre nosotros mismos
Y contemplarnos,
Para después darnos cuenta
de las otras realidades.
Vuelves, astro, a besarme
Y mis dedos ya no son míos.
Volvéis brazos a agarrarme,
Y yo, que ya no me pertenezco,
Abro en canal tu alma con mis dientes
Y miles de palomas emprenden el vuelo.

23 mar. 2011

XI


Y luego fuimos tú
después de haber sido ambos
apartando aquel yo
que sí creyó en nosotros.

Y luego, cuando tú
quisiste demostrar
            -para más inri-
que aquel nosotros fue
poco más que un engaño

demos gracias a Dios
por haber susurrado
“Tú y él erais vosotros,
pero tú sola, todo”.

20 mar. 2011

Siluetas apagadas.


Su mirada se perdía por la ciudad devastada. Las murallas habían caído, sangre inocente pintaba las calles de piedra. De los tejados de paja, de las casas de adobe, surgían lenguas de fuego, columnas de humo negro. La ceniza bailaba en el aire.
Aun se oían los gritos de los muertos, los saqueadores aun buscaban entre los cascotes una recompensa lo suficientemente valiosa con la que pagar todo el sufrimiento provocado.
Rabia, ira. Había llegado tarde para evitar lo inevitable. Tristeza, desesperación. Donde antes lo había habido todo, ahora ya no quedaba nada.
Se mordió el labio para contener las lágrimas. Nadie se merecía eso.
A lo lejos, el llanto de un niño. Entonces sintió una mano en su hombro.
- Cuando estés preparado… - la voz era apenas un susurro ronco – podemos partir. No hay nada ya aquí que podamos hacer.
- Nunca estaré lo bastante preparado. Vámonos.
En sus pupilas quedaría para siempre grabado, el eterno dolor de la tristeza.

14 mar. 2011

Por ti.


 Cuando el amor se pierde,
Cuando el amor se va,
Las palomas vuelan,
Y el Sol se deja apagar.

¿Retornaran las esperanzas?
¿Volverán las ganas de brillar?
Tan sólo el tiempo sabe,
Lo que el futuro me deparará.

Mientras tanto, confuso me hayo,
Sumido en este pesar,
Preguntándome qué ha sido de mi Vida,
Preguntándome de ella qué será.

Y temo el querer olvidarlo,
Pero temo más el no poderlo olvidar,
Porque día a día me duele
El pensarte y no tenerte más.

20 feb. 2011

La raza artística.

Incomprensiblemente, los artistas han existido siempre. Ha existido siempre esa raza reducida que posee esos ojos y esas mentes que son capaces de distorsionar el mundo, revolverlo, y ordenarlo a partir de una materia prima, que no puede ser pensada. Y es por eso que el resto de la raza humana queda sorprendida ante el horror de una creación que abstrae de la realidad  a otras, impensables para ellos, que se manifiestan de forma inexacta. El arte, la raza artística, mueve el pensamiento. Lo agita desenfrenadamente hasta desatarlo, e incluso más tiempo. Es por eso que escribimos para ‘la inmensa minoría’ pues a nadie le gusta escapar de un mundo sencillo, que le mareen con seísmos en sus mentes y toparse con lo enigmático. Y digo, que incomprensiblemente siempre ha existido, porque no aporta nada al mundo. Los humanos huyen de las artes, con un abismal miedo a pensar, a leer, a tener un pensamiento crítico, a contemplar un mundo sin formas definidas, y los artistas sufren incomprensión, se encuentran en un universo que no es el suyo y se pretenden demiurgos. Pero, como si de un proceso evolutivo se tratara, esta especie ha sobrevivido.
Y ahora parece estar en peligro de extinción, sino lo ha estado siempre o la mayoría de su subsistencia. Y aquellos, que disfrutan la incomprensión, el evadirse de una realidad demasiado inmediata, demasiado sencilla de alcanzar, tratan desesperadamente de dar cabida a sus realidades. Pero a veces no basta con que en tu subconsciente habiten las más extravagantes ideas, no, somos seres sociales también los creadores y necesitamos, como buenos ególatras, buscar la aprobación de otras mentes depravadas. Así que ahora se trata de distorsionar, revolver y ordenar la mente de una raza o de otra.
Transeúntes del mundo, caminantes de realidades, más o menos aceptadas, viandantes de lo inaudito, ciudadanos de palabras inefables, viajeros de ideas, peregrinos de orbes, andemos todos juntos hacia la locura mas próxima, hacia el arte, hacia ese pensamiento desordenado, que al final coordina todas las realidades, y hace el mundo algo más fácil dentro de lo distinto, de la difícil comprensión de ese arte tan nuestro.